jueves, 12 de marzo de 2009

Un día más


Corre el sol a la luna,
Un pájaro se eleva al cielo,
Trayéndole al árbol viejo una brisa de aire nuevo,
Tirando las gotas del rocío,
Haciendo caer al vacío el día anterior.

Las calles se mueven tiñéndose de flores,
Gente, ruidos y sueños perdidos,
La ráfaga trae semillas de desafíos,
Obstáculos por superar
Sin olvidarnos de quienes somos en realidad.

Un stop en la mitad, el silencio,
La paz camina por las calles, todo es tranquilidad,
Parece un desierto, todo muerto mientras
Se disfruta del almuerzo hora sagrada por demás,
Todos presentes debemos estar.

Florece la siesta por la risa de los niños,
Travesuras, juegos e ilusiones,
Planes para cuando se logre crecer,
Algunos olvidados otros que se nos van de las manos,
La incertidumbre por el mañana ansiado.

Sillas en la vereda y los mates,
Vuelta con la tarde de las personas a sus hogares,
La familia reunida mientras flamean las emociones,
Obsequios de sonrisas, anécdotas del día
atraen al curioso ocaso.

Que viene acompañado por nuevos sueños y recuerdos,
La melancolía que intimida trayendo la oscuridad,
Una esperanza que se hace notar iluminando la noche,
Ultimas horas antes de la puesta de un día más…